Siempre fuiste mi morfología,
mi desinencia perfecta,
yo fui tu verbo.
Fuiste mi preposición y yo tu término,
esa coma que da sentido a mi texto.
Quiero ser tu posesivo,
tu mío y contigo
mi mía y conmigo.
Quiero ser tu lenguaje,
dulce y cuidado,
su matiz explosivo,
su sentido extraño.
Deja fluir tus palabras,
libres y vivas,
no seas hermética,
se expresiva.
No seas calculadora,
se espontánea,
di lo que sientes,
no elijas palabras.
Elige letras que formen dibujos,
elige dibujos que salgan del alma.

Anuncios